Caníbal en libertad

Issei_Sagawa_02

Click en la imagen para agrandar

Issei Sagawa, ciudadano japonés que asesinó a una mujer y practicó el canibalismo. El hecho ocurrió en París en 1981 y fue de mucho impacto por varias razones. No solo el criminal confesó todo con lujo de detalles y sin mostrar signos de arrepentimiento, sino que no fue juzgado ni encarcelado de por vida como puede pensarse, ni siquiera pasó la vida en un manicomio, sino que fue puesto en libertad.

Issei citó a Renée Hartevelt a su casa, ella era una estudiante compañera de él. Issei estaba muy enamorado de ella y desde muy joven tenía una obsesión: Consumir la carne de una mujer bella.

Mientras ella leía en su escritorio, la asesinó de un disparo, luego practicó canibalismo y necrofilia con su cuerpo. Luego de 48 horas llevó los restos a un parque donde un anciano le sorprendió con una maleta de la que salia sangre. La policía se hizo cargo, pero debido a que en Francia no juzgan a enfermos mentales, fue deportado a Japón, donde tampoco fue juzgado ya que el crimen no lo cometió en ese país. Solo fue puesto en un manicomio por unos meses y luego fue dado de alta.

Desde entonces es un caníbal que confiesa que no ha perdido su enferma obsesión y goza de cierta fama contando su historia en entrevistas y documentales.

“No me gusta matar, pero no había otra forma de comer la carne fresca de esa chica, por eso tuve que matarla. Ella era hermosa y decidí devorarla.” – Issei Sagawa.

Otras historias...