Cara demoniaca

edward-mordake-02Edward Mordake, fue un joven inglés de la nobleza en el siglo 19. Se supone que tenía un rostro extra en la parte de atrás de su cabeza, que no podía comer ni hablar, aunque podía reír y llorar e incluso seguía con la mirada a las personas. Era una deformidad del tipo Craniopagus Parasiticus, y el rostro en su nuca era su hermana gemela. Edward le rogó a los médicos que su “cara demoniaca” sea eliminada, debido a que, supuestamente, le susurraba cosas diabólicas a él por las noches, pero ningún médico lo intentaría debido al gran riesgo de dicha operación.

Edward se suicidó a la edad de 23 años. Dejó una carta agradeciendo a su familia el cariño recibido y pidiendo que le extirparan el rostro maligno para que no le atormente en la tumba.

Es difícil establecer los hechos detrás de Edward Mordake debido a la falta de registros médicos confiables. Existen versiones contradictorias sobre su suicidio, así como la colocación y la posición de la cara extra. Gran parte de lo que se conoce se basa en narración oral. La historia fue considerada falsa por un tiempo debido a su naturaleza extremadamente rara, pero nuevos registros y estudios indican que esta anomalía es real.

Otras historias...