Disparo accidentado

Clement Vallandigham

Clement Vallandigham

Clement Vallandigham fue un abogado del siglo 19, conocido por distintos hechos políticos en contra del gobierno de Lincoln. También destacó por su gran éxito como abogado, ya que difícilmente perdía un caso. Su perseverancia le hacía ganar hasta los casos más difíciles.

Lo más curioso de este personaje fue su deceso al intentar defender un caso. En 1871 un tal Thomas McGean tuvo una pelea en un bar, en la que un hombre resultó muerto de un disparo y McGean era acusado de asesinato. Vallandigham fue contratado para defender a McGean. Vallandingham hizo las averiguaciones y finalmente alegó que la víctima cayó de rodillas al piso por un golpe que le fue propinado, y murió de un disparo hecho por sí mismo cuando intentaba desenfundar su pistola al tiempo que se levantaba.

Vallandingham debía demostrar su hipótesis pero no halló otra forma que recrear la escena él mismo. Tomó una pistola que se suponía que no estaba cargada y reprodujo el hecho, realizando el disparo que le produciría la muerte, tal como sucedió en el bar. Clement Vallandigham murió demostrando su teoría, y dada la exactitud de la recreación del hecho, su defendido fue exonerado.

“Esa buena vieja doctrina presbiteriana de la predestinación” – últimas palabras de Clement Vallandigham

Otras historias...