Levantando a los muertos

Robert_Cornish_02Robert Cornish, de la Universidad de Carlifornia, fué un médico y biólogo estadounidense cuyas prácticas eran reprobables por la sociedad y prohibidas por la ley. En los años 30, Cornish creía que había perfeccionado una forma de levantar a los muertos.

Experimentó con animales, en principio 5 perros a quienes asfixió con gas nitrógeno, y luego de 10 minutos de muertos aplicaría su técnica. Los 3 primeros fueron un fracaso pero Cornish aseguró que los últimos 2 sobrevivieron, aunque con serios daños cerebrales y alteraciones motrices, y tiempo despues murieron.

Su experimento consistía en poner a los animales muertos en un “sube y baja” para hacer circular la sangre, mientras les inyectaba una solución salina saturada de oxígeno, adrenalina y anticoagulantes.

La prensa prestó cobertura modesta pero el morbo y los aparentes exitos alentaban a Cornish a continuar y años despues, en 1947, anunció que estaba listo para realizar el experimento con un humano. Consiguió un prisionero condenado a muerte, Thomas McMonigle, que aceptó ser un conejillo de indias. Pero el estado de California le negó el permiso a Cornish, pues por ley deberían liberar a McMonigle si la técnica funcionaba.

Otras historias...