Resurrecciones en la India

Lal-Bihari-3Lal Bihari, granjero hindú nacido en 1955. Una persona cualquiera con una interesante historia. En 1975 intentó conseguir un préstamo en un banco pero le fue denegada la solicitud por una simple razón: él estaba legalmente muerto. Este hecho inició su batalla contra la robusta burocracia india, pues debía demostrar que estaba vivo y no le fue nada fácil, pues le tomó muchos años en los cuales intentó llamar la atención de los medios a su caso, organizó su propio funeral, solicitó pensión para su viuda, en 1980 se cambió el apellido agregando la palabra Mritak (muerto) y firmaba cartas como “difunto Lal Bihari”. Incluso se presentó a las elecciones presidenciales de la India en 1989, aunque perdió. Y con toda esa actividad el gobierno aún no le reconocía como persona viva.

Al inicio de todo el problema, Bihari se había enterado que un tío suyo logró declararlo muerto para apropiarse de sus tierras, y durante los siguientes años conoció mucha gente que estaba en su mismo problema, ya que al parecer se trataba de una táctica muy usada en la India, que tiene por objetivo obtener los beneficios de asesinar a una persona sin la necesidad de matarla realmente, sino sobornando oficiales del gobierno para declarar muerta a la persona. Debido a toda esta situación, Bihari fundó la Asociación de Personas Muertas, que cuenta hasta ahora con unos 20,000 miembros y ha conseguido “resucitar” legalmente a varias personas.

Bihari finalmente fue declarado vivo en 1994, y en 2003 le fue concedido el premio Ig Nobel de la paz por sus considerables actividades “postmórtem”.

Otras historias...